Colombianos lograron almacenar energía de las nubes


Hace seis años, Francisco José Román, líder del
proyecto del Grupo de Compatibilidad Electromagnética de la Universidad Nacional
de Colombia, encontró un mecanismo para extraer energía de las nubes de tormenta
y, de paso, logró comprobar esa teoría. Sin embargo, en ese momento no era
posible almacenarla, pues esa corriente es de muy baja potencia.

Ahora, gracias a los adelantos de la tecnología y a
varias tesis de estudiantes de la Universidad Nacional, se ha logrado
desarrollar un sistema que es capaz de almacenar esas limitadas cantidades de
corriente, con el fin de aprovecharlas, en algún momento, para beneficio de la
sociedad.

Pero, ¿cómo es posible capturar las corrientes
eléctricas de las nubes de tormenta, sin que provengan de un rayo? En la parte
inferior de la nube se forman descargas eléctricas negativas y en el suelo,
cargas positivas. Eso hace que se produzcan fuerzas de atracción entre las
descargas eléctricas. Ahí es donde se forma el campo eléctrico, conocido como
‘corriente campana’.  En dicho campo eléctrico, que se forma entre el suelo y
las nubes de tormenta, es donde los investigadores lograron captar limitadas
cantidades de energía y ahora almacenarla, como el siguiente paso natural de las
investigaciones para encontrar mecanismos de aprovechamiento de dicha corriente
eléctrica.

El almacenamiento de la energía es resultado de la
tesis de maestría en Ingeniería Eléctrica de David Fernando Ariza, quien,
apoyado por el doctor Román, desarrolla un circuito que es capaz de alojar
corrientes tan pequeñas como las de la pila de un reloj. “Antes, estas
corrientes pasaban por los elementos que acumulan energía y no podían cargarlos
por ser tan pequeñas”, explicó Ariza.  Durante las pruebas realizadas en julio y
agosto han podido cargar el condensador (que acumula la corriente) con el
equivalente a un cuarto de la energía de una pila AAA, durante el tiempo que
dura una tormenta. “El proyecto cuenta con la corriente de cinco electrodos (ver
infografía) ubicados en el campus de la universidad. Sin embargo, para que sea
realmente representativo deberían ser por lo menos 100 electrodos, y así poder
cargar la batería de un carro, por ejemplo”, explicó. En este momento, los
investigadores estudian cómo se comporta el sistema para poder transmitir la
energía acumulada de forma eficiente a baterías de celulares y otros
dispositivos electrónicos.

Diseño original
Se invirtieron tres años de
investigación

David Fernando Ariza retomó la investigación
realizada por el ingeniero y físico colombiano Francisco José Román y, bajo su
dirección, ha planteado por primera vez la idea de un sistema que almacena
energía eléctrica a partir de las nubes de tormenta. Este es un diseño original
de Ariza, en el que invirtió casi tres años de investigación.  Hace pocos años
no existía la tecnología adecuada para aprovechar corrientes tan limitadas, por
lo que no era posible almacenarlas. Ahora bien, debido a la alta competencia en
el diseño y tecnología de circuitos electrónicos eficientes, en la actualidad se
cuenta con dispositivos que permitieron diseñar un sistema capaz de almacenar
este tipo de energía.

Fuente: www.eltiempo.com

Anuncios

Publicado el 25/08/2011 en Ciencia. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: