El fin de la Web 2.0


“La Web 2.0 acabará el 1 de octubre de 2012”. La predicción de la desaparición de la Web 2.0 la hizo Christopher Mims, un comentarista de tecnología que escribe para la revista Technology Review del MIT. Mims empezó escribiendo “Web 2.0” en el motor de búsqueda Google Trends. Esto mostró que el uso o las búsquedas de cualquier tipo del término alcanzaron su punto máximo en el 2007 y que han ido cayendo desde entonces. A continuación, Mims extrapoló la tendencia a la baja hasta que llegó al eje X del gráfico.

La Web 2.0 apareció por primera vez en 1999, pero en realidad no tuvo tirón hasta que el editor Tim O’Reilly y sus colegas eligieron el título de una conferencia que estaban organizando en el año 2003. La idea básica subyacente tras el evento era desafiar la percepción pública existente tras el colapso del boom de Internet 1995-2001 de que la web estaba acabada. Por lo que decidieron llamar a la conferencia Web 2.0. Una vez hecho esto, tuvieron que dar una definición para el término. Según ellos, dado que Internet en sí era la plataforma sobre la que se había construido la Web 1.0 – la primera versión de la Web como simple sistema de publicación-, la Web 2.0 era, entonces, la plataforma sobre la que se podrían construir nuevas e innovadoras aplicaciones.

¿Qué tipo de innovaciones? Pues los servicios de redes sociales como MySpace, Orkut, LinkedIn, Facebook y Twitter; los servicios de alojamiento de imágenes como Flickr; los sistemas de mapas en línea como Google Maps y OpenCycleMap; los servicios de informática en la nube como Google Docs, Zoho, Instapaper, Dropbox (y próximamente iCloud de Apple); la Wikipedia; etc.

La Web 2.0, en otras palabras, se convirtió en el fundamento de gran parte de nuestro entorno en línea, sin embargo, no había una descripción precisa de ella. En un memorable ensayo en el 2005, el programador y empresario Paul Graham decidió que hay tres cosas que distinguen a la Web 2.0 de su predecesora de sólo lectura: una tecnología de programación llamada Ajax capaz de convertir cualquier página web en un pequeño ordenador virtual; una actitud democrática que persuadió a muchos desarrolladores web para hacer que sus servicios fueran interoperables con los de los demás; y la constatación de que la única manera de tener éxito era tomarse en serio las necesidades de los usuarios.
Lo que podría explicar por qué el gráfico de Mims alcanzó su punto máximo en el 2007, es que a medida que el mundo tuvo una web como debe ser, la gente dejó de preocuparse por esta cosa de la Web 2.0 y empezó a darla por sentado.

La gran pregunta, por supuesto, es: ¿cómo será la Web 3.0?

Fuente: The Guardian Technology

Anuncios

Publicado el 12/08/2011 en Internet. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Con base en los aportes de la web 2.0 es probable que la experiencia del usuario se beneficie con aplicaciones con mayor interactividad y sumamente intuitivas, es muy probable que la web 3.0 desarrolle ambientes donde exista una mayor participación garantizando la seguridad de información. Temas como el reconocimiento de voz, retina o rasgos faciales podrían ser algo común en web 3.0. Habrá que esperar y contar con dos opciones: maravillarse o decepcionarse.

  2. Creo que esta noticia fue difundida más para hacer un impacto viral. Pienso que implica que el termino “Web 2.0” ha estado decayendo es que sencillamente se ha convertido en Web a secas, como algo cotidiano. Por ejemplo, si usamos la misma herramienta de Google Trends con el termino “Ipad 2.0” tuvo un tiron fuerte hacia arriba y ahora ha ido disminuyendo, pero no considero que sea porque va a desaparecer la Ipad 2.0, sino porque ya se le empieza a considerar como Ipad. Al igual que las redes celulares 2G, 3G, 3.5G o 4G, no es que vayan desapareciendo, sino que se van considerando simplemente redes celulares.

  3. leandro091

    Pero eso es asi, hace poco hablabas del iPhone 3GS y decian maravillas y ahora con el iPhone 4 dicen la mitad de cosas.

  4. No había reparado en lo que mencionan, y que definitivamente tiene más relevancia en el tema mercadológico. El hecho de “aumentar” alguna versión de cualquier cosa tiende a generar expectativas que mueven al consumidor para adquirir “lo ultimo”, aunque la red telefónica -por ejemplo- sea exactamente la misma y la única “mejora” sea el dispositivo móvil con dos o tres chucherías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: