El satélite lanzado desde la ISS pierde una de sus antenas.


Los cosmonautas rusos Serguéi Vólkov y Alexandr Samokutiáyev lanzaron la pasada madrugada el microsatélite ruso ‘Cedro’ a pesar de que una de sus dos antenas se perdió durante la caminata espacial que realizaron fuera de la Estación Espacial Internacional (ISS).

La trigésima quinta excursión en la historia del segmento ruso de la plataforma orbital, que, concluyó con todas las tareas previstas duró seis horas excepto la de mover una grúa de carga de una parte de la estación espacial a otra, ya que los cosmonautas se quedaron sin tiempo.

El lanzamiento del satélite era la primera tarea que debían cumplir los cosmonautas pero tuvo que ser aplazada durante tres horas, el tiempo que tardó el Centro de Control de Tierra, en Houston (Texas, EEUU), en decidir si continuar con la operación tras detectar que una de las antenas del satélite había desaparecido.

Los expertos del centro no saben cuándo pudo perderse la antena ni cómo se rompió, según indicó Josh Byerly, del Centro Espacial Johnson de la NASA, durante la retransmisión de la salida extravehicular en el canal de televisión de la agencia espacial estadounidense a través de Internet.El satélite podrá operar con una sola antena ya que la capacidad de transmisión no se verá afectada, aunque la recepción de la información en la Tierra se verá perjudicada al 50%.

‘Cedro’, que llegó a la ISS en enero a bordo del carguero ruso Progress, emitirá durante dos semanas 25 mensajes de saludo en 15 idiomas, fotografías de la Tierra y otros datos técnicos del aparato.

La misión del microsatélite, de 30 kilos de peso, se enmarca en el programa educativo de la UNESCO con ocasión del 50 aniversario del primer vuelo de un hombre al espacio, que realizó el cosmonauta soviético Yuri Gagarin, el 12 de abril de 1961.

Los cosmonautas tuvieron que regresar a la estación espacial sin cumplir otra de las tareas más relevantes que tenían encomendadas: mover una grúa de carga rusa de un extremo a otro del segmento de este país en la estación. Esta operación, que requiere unas tres horas, ha sido aplazada para la siguiente caminata rusa, prevista para principios del próximo año.

No se registraron incidentes en el resto de tareas que incluía la caminata. Así, los cosmonautas instalaron en el casco del módulo ruso Zvezdá una terminal de comunicación por láser BTLS-N, que permitirá transmitir a la Tierra un gran volumen de información científica. Además, Vólkov y Samokutiáyev desmontaron una antena del sistema de aproximación y enganche automático Kurs, fotografiaron diversas instalaciones y colocaron en el casco del Pirs tres contenedores con bacterias que serán sometidas a la radiación cósmica.

Antes de volver a la iss, dedicaron unos minutos a fotografiar, con la Tierra de fondo, los retratos de tres de los hombres más importantes de la cosmonáutica rusa: Yuri Gagarin y los científicos Konstantín Tsiolkovski y Serguéi Koroliov, considerados los padres de esta ciencia.

Tras la reciente retirada de los transbordadores estadounidenses, las legendarias naves rusas Soyuz y los cargueros Progress son el único eslabón entre la Tierra y la plataforma orbital.

Fuente: http://www.elmundo .es/

Anuncios

Publicado el 08/08/2011 en Ciencia, Tecnología. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: